Competir versus cooperar

Día a día, miles de personas compiten en sus empresas y en su vida personal.

La competición y el resultado de la misma lo que indican es que alguien hace algo mejor que otro. Lo que no se indica es si eso que se hace es bueno, para la empresa, para la sociedad y para los implicados.

Hay veces que la competición es buena, impulsa el desarrollo y el crecimiento.

Sin embargo, hay muchas ocasiones en las que el resultado es el que se ve en el vídeo:

¿Qué se necesita para que estos dos cooperen en lugar de que compitan?

¿Cuando es más indicada la cooperación, y cuándo es más indicada la competición?

¿Se puede competir y cooperar a la vez?

Publicado el noviembre 14, 2012 en Para reflexionar y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: