La Asociación Público Privada como gestión responsable en el sector del agua

La Asociación Público Privada es una forma de gestión para proyectos de interés público y de grandes, o no, inversiones. Implica la cooperación y la colaboración del sector privado y del sector público, para sacar adelante este tipo de proyectos. Vamos adelante con el artículo (publicado en iAgua):

Si hay una necesidad básica por excelencia para el hombre y para la naturaleza en general, es el agua. El agua es fuente de vida y fuente de riqueza. Sin agua, el hombre está abocado a la muerte, y la naturaleza también.

Por eso es fundamental una buena gestión de la misma, responsable y eficaz. Una gestión que, en último término, dé a la naturaleza lo que es de la naturaleza, y al hombre lo que es del hombre.

Si hubiera agua de la calidad suficiente, bien repartida, equitativamente en abundancia, ese matiz de gestión responsable y eficaz, quizá sería menos importante, pero sabemos, desgraciadamente, de las desigualdades existentes y de las nefastas, a veces, actuaciones del hombre. Es por ello que se necesita un especial esfuerzo en hacer de la gestión del agua, una gestión excelente, en cantidad, calidad y disponibilidad.

No se trata de decir aquí si la gestión privada ó la gestión pública es mejor. Se trata de ver cómo se hace para que la gestión del agua sea cada vez más responsable, equitativa y eficaz.

Y para ello, existe una muy buena fórmula, sin tener que menospreciar otras, que es el sistema de la asociación público-privada. Existe una necesidad, existen unos recursos limitados y existen unos medios económicos, materiales y humanos. Y existen los riesgos.

Una gestión responsable empieza en el momento en el que, después de reconocer que existe una necesidad y que es necesario satisfacerla, se identifican los riesgos que conlleva el poder dar una respuesta a esa necesidad.

Sin identificación de riesgos, no hay gestión responsable. De la misma manera, que de nada sirve que, si después de identificarlos, no se tratan de controlar y de hacerlos manejables, o al menos, de poder tomar las medidas necesarias para minimizarlos.

Hay riesgos de todas clases, y hay quienes, por su naturaleza, pueden y saben manejar mejor unos riesgos que otros. Sin una perfecta asunción de riesgos, no hay gestión responsable. Y esa perfecta asunción de riesgos, es lo que permiten las asociaciones público-privadas. Dos grandes formas de ver la gestión y dos puntos de vista diferentes, que se unen, para dar lo mejor de sí mismas en un ejercicio de responsabilidad.

Eso es lo que es una asociación público-privada. Ni más ni menos. Y el poder hacerla realidad, no es ni fácil, ni se hace en dos días. Se necesita formación. Se necesita reflexión. Se necesita entrenamiento. Se necesita entender los fundamentos. Se necesita ejercitar la responsabilidad.

No un día, ni dos, ni tres, sino toda la vida.

El agua es la vida. ¿Es posible pedir menos?. Nosotros creemos que no.

Publicado el noviembre 15, 2012 en Asociaciones Público Privadas y etiquetado en , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: