Archivo del sitio

Construyendo empresa jugando…a hacer teatro…

Tribuna publicada en Equipos y Talento. Junio 2011.

En las empresas, muchas veces entramos como personas y terminamos saliendo como “robots”, dejando relegadas y olvidadas las emociones, lo que nos hace humanos. Parece que, así, seremos más productivos, más eficientes, más profesionales. Y no entendemos que relegar y olvidar las emociones no hace que desaparezcan.

Quedan encubiertas, camufladas e incluso bloqueadas, y empiezan a enturbiar las relaciones y la comunicación. Entonces, lo no mostrado y lo no dicho, comienza a tomar forma y a configurar
el espacio oculto de la organización. Un espacio que llega a tener mucha más influencia que el espacio visible, ya que es ese espacio oculto el que configura y determina los comportamientos en el espacio visible.

El teatro es una herramienta maravillosa para hacer que ese espacio oculto empiece a emerger a la luz, de una forma bella y nutritiva, regalando a la organización, de nuevo, ese carácter humano que es tan preciado y tan valioso, y con él, el carácter innovador, creativo, imaginativo y apasionado de la naturaleza humana. Eso permite llegar a conseguir resultados extraordinarios a personas y equipos que tenían un rendimiento medio ó incluso inferior al medio.

Esto es lo que vivimos nosotros día a día, con nuestros cursos y nuestros “laboratorios de entrenamiento”. Haciendo teatro, integramos el espacio oculto y el visible, y generamos
beneficios para las personas y para las empresas. Recuperando nuestra humanidad, y mejorando la capacidad de expresión, actuación y autoestima de cada persona.

En este punto, claro, surge una pregunta obligada: ¿tenemos que tener alma de artistas para hacer teatro?. La respuesta es claramente un no. Cualquier persona lleva dentro de sí un artista. Cualquier persona puede hacer teatro. El teatro es un juego. El juego está en su ADN, en nuestro ADN, hasta tal punto que en la cultura anglosajona, se le denomina “play” y en la cultura francesa “jouer”.

Es una forma fantástica y divertida de trabajar y desarrollar la espontaneidad y la creatividad. También de fomentar el trabajo en equipo, ya que, en esencia, el teatro es un trabajo de equipo.

El teatro ayuda a clarificar objetivos, a clarificar razones, a clarificar deseos. A dejar salir las
emociones, a vivir presentes en el aquí y en el ahora, a responsabilizarnos. Se trabaja la entrega y la generosidad. El respeto. La escucha. Sobre todo, la escucha.

Es un como sí perfecto, para entrenar y practicar cualquier tipo de situación que se pueda dar en una empresa. Ayuda a perfeccionar las competencias directivas y las habilidades, en especial, las relacionadas con la comunicación y el liderazgo. Ayuda a entrenarse, a reaccionar de distintas formas ante situaciones que pueden darse después en la realidad, y ayuda a conocerse a uno mismo y a los demás.

En el teatro se ve la esencia de cada uno. Nos vemos a nosotros mismos y vemos a los demás. Vemos nuestros puntos fuertes y vemos nuestros puntos de mejora. Sin juicio. Sin que pase nada. Se ven para aceptarlos. Se ven para entrenarlos. Se ven para superarlos y mejorarlos.

En nuestros talleres y cursos, se proponen situaciones imaginarias para vivirlas de forma real, con feedback y asistencia continua, que permiten a los participantes crecer personal y profesionalmente, desarrollando la escucha, apoyándose en sus puntos fuertes y desarrollando las áreas de mejora, así como distintas estrategias y formas de hacer que permiten alcanzar mejores resultados.

Proponemos también trabajos de equipo mediante la preparación de una obra de teatro, en la que cada uno de los participantes tendrá un rol asignado, incluyendo el rol de dirección de la obra, con el objetivo fundamental de hacer una representación de cara al público.

¿Y por qué hacemos esta propuesta?. Porque una buena obra de teatro es una de las máximas expresiones de las sinergias de un buen equipo trabajando junto. Cuando una obra es buena, cuando transmite, cuando emociona, es porque sus protagonistas vibran al unísono, escuchándose y escuchando, respetándose y respetando, trabajando todos para el objetivo conjunto y compartido. Cada uno es responsable de su rol y responsable del resultado final. Sabe que si él falla, el conjunto falla. Y todos están comprometidos y motivados, aceptando su rol y trabajando de cara al objetivo final. ¿Y no es esto lo que debería pasar en las empresas?.

Llevamos casi dos años ayudando a desarrollar personas y empresas jugando a hacer teatro y queremos seguir haciéndolo. Buscamos empresas que quieran crecer jugando. ¿Te animas a trabajar con nosotros?.

Diversidad se escribe con…u…

MyO Company se compromete con la Fundación Diversidad, siendo socio-colaborador de la mismaHace algo más de un año, decidimos firmar el Chárter de Diversidad, ya que creemos, apostamos y trabajamos por la diversidad. En nuestra empresa, en nuestros clientes y en nuestras vidas. Diversidad de opiniones, emociones, nacionalidades, género, profesiones, formas de hacer, formas de pensar, formas de crecer, formas, en definitiva, de ser.

Este año renovamos nuestro compromiso y vamos un poco más allá, al hacernos socios colaboradores de la Fundación Diversidad.

Creemos en las empresas humanas, diversas, en aquello que nos hace únicos a cada persona y por tanto a cada empresa, y trabajamos para ello. Para que cada persona encuentre y desarrolle eso que le hace único. Trabajamos con empresas y con personas con el objetivo de que se conozcan mejor a sí mismas  y desde ahí, puedan conocer mejor a los demás, puedan crecer, y puedan hacer crecer a los demás y a las empresas en las que están.

Somos diversidad y estamos comprometidos con ella. Nuestro equipo de trabajo está formado por personas únicas y muy diferentes entre sí, lo que nos aporta conocimiento, respeto, crecimiento, curiosidad, innovación y…escucha. Nuestras formas de hacer son diversas y nuestros clientes también.

Y como lo vivimos en nosotros mismos, lo queremos hacer vivir en los demás. No es que creamos, que creemos en la diversidad, sino que lo vivimos. Y por ello, estamos firmemente comprometidos con:

a)     Sensibilizar sobre los principios de igualdad de oportunidades y de respeto a la diversidad.

b)     El fomento de la integración en las plantillas, de personas con perfiles diversos.

c)     La promoción de la integración de la diversidad, sin discriminación, en el trabajo.

d)     Promover la diversidad como un factor de base en todas las decisiones de gestión.

e)     Promover la conciliación y la armonización de la vida laboral, familiar y personal de los trabajadores.

f)      Reconocer la diversidad de los clientes. Para nosotros, cada cliente es único y cada trabajo que hacemos es único, determinado por las personas y las condiciones particulares de cada organización.

g)     Comunicar nuestro compromiso y hacerlo vivir a todas las personas de nuestro equipo.

h)     Comunicar y extender nuestro compromiso a nuestras empresas proveedoras.

i)      Comunicar y extender este compromiso con las administraciones, organizaciones empresariales, sindicatos y demás agentes sociales.

j)      Reflejar las buenas prácticas de gestión y las políticas de diversidad, en nuestra memoria anual, de forma implícita y de forma explícita. De forma implícita porque nuestra gestión es diversa. De forma explícita porque nos comprometemos a comunicarla y difundirla.
Para más información sobre el Chárter de Diversidad y la Fundación Diversidad: http://www.fundaciondiversidad.org/

Acompaña esta nota, el resultado de uno de nuestros talleres, cuyo objetivo era… la expresión de ser …como equipo.